Federación Madrileña de Ciclismo
 COMUNIDAD DE MADRID

HORARIO DE VERANO (12/06 AL 15/09): L y X de 10:00 a 13:30 y de 17:00 a 20:00 h. --- M, J y V de 09:00 a 13:30 h.

principal colindresEl domingo pasado la localidad cántabra de Colindres puso en juego los títulos nacionales de fondo en ruta para las categorías máster. La organización, que corrió a cargo de Sportpublic, diseñó un circuito muy rápido y poco selectivo de 13,7 kilómetros, con la ascensión tendida de la Agustina como hito montañoso más destacado, así como un corto repecho posterior camino de Treto. Destacar que se incluyó por primera vez la categoría femenina, aunque finalmente fueron cuatro las únicas en liza y no se hizo podio para ellas.

La presencia madrileña fue muy numerosa, a pesar de que un año más no se fue como Selección. Curiosamente, el balance cosechado fue superior al de 2016, pasando de dos medallas a cinco, con un espectacular triplete en máster 30, algo inédito en la historia de unos Campeonatos de esta categoría. En resumen, un oro, tres platas y un bronce, que corroboran el estado dulce que vive en la actualidad el ciclismo máster en nuestra Comunidad.

Los primeros en entrar en liza, hacia las nueve de la mañana, fueron los máster 50 y 60 y las féminas, para afrontar un recorrido de 71 kilómetros (cinco vueltas, 4 los 60 y las chicas). A pesar de las características del circuito, una fuga de cuatro, todos 50A, generada en los últimos kilómetros en la que se metió Jesús Prieto (CC Getafe) acabó llegando, con el madrileño siendo cuarto. El pelotón entraba a apenas una docena de segundos, con Ricardo Iturbe siendo séptimo también en 50A.

La alegría, por el contrario, se produjo en máster 60, donde Borja Bergareche (Bobruc Oil) se hacía en el sprint con el bronce, presea merecida tras varios años sin acceder al podio. Así lo cuenta:

“Estoy contento con la medalla, ya que llevaba cuatro años que por una u otra razón se me escapada. Sinceramente, pienso que ya me la estaba mereciendo. Me daban como favorito, sorprendentemente, y el oro se me escapó porque llegamos al final un pelotón de unos 60, de un total de 129, junto con los máster 50. La calle era muy estrecha y el sprint peligroso. Y no me pude meter y encontrar hueco hasta muy tarde, faltándome cien metros para poder ganar. Llegué con mucha fuerza y claramente era el más fuerte al sprint, ya que cuando me pude meter por un hueco, pronto me vi pasando a todos y con fuerza. De hecho, el segundo me sacó una bici de ventaja y dos el primero”.

En la categoría de 50B Antonio Curto (Bobruc Oil) era 12º y Francisco Haro (AC Hotels), 13º.

En máster 40 llegó la segunda alegría para Madrid. Debían dar 6 vueltas al circuito para completar los 84 kilómetros previstos, pero con una resolución similar a la manga anterior, con una escapada que acabó llegando con una pequeña diferencia respecto al paquete. Varias intentonas al principio, hasta que un superviviente de la última fuga, Jesús Ángel del Pozo (Guía Color) recibía la ´visita´ de dos ´miuras´ en contraataque desde el pelotón como son el segoviano Antonio Martín ´Pispajo´ y el madrileño José Manuel Aparicio (CC Getafe) ya en la última vuelta.

Los tres hicieron camino y se jugaron las medallas, con la sorpresa de que Jesús soltaba en los últimos metros a sus rivales y se hacía con el oro. Sin embargo, Aparicio se colgaba una plata merecida, tras una temporada en la que sufrió una grave caída en Abril en la prueba de Colmenar del Arroyo. Así nos lo cuenta el nuevo subcampeón de España de 40A:

“Fue una carrera en la que se rodó muy deprisa y en la que tuve muy buenas sensaciones, rodando siempre en cabeza. Nuestra baza era José María Madrid para el sprint. Pero no acabábamos de cazar a los dos de delante, así que probé a una vuelta para el final en el penúltimo repecho, cogiéndome en la última subida Pispajo. Logramos alcanzar a los de delante  y nos quedamos con uno de ellos, Jesús Ángel del Pozo que, sorprendentemente nos batió a Antonio y a mí. Es un resultado que me viene muy bien tras la rotura de clavícula sufrida en Colmenar del Arroyo en Abril. Tenía tres objetivos este año: La Copa de Madrid, el Campeonato contra el  crono que gané y ahora el podio de Colindres, así que estoy muy contento”.

En máster 40A mencionar también el undécimo puesto de David Alonso (Salchi), el 20º de Javier López (Salchi) y el 28º de José María Madrid (CC Getafe).

Triplete de lujo en la última carrera de los Nacionales

Tras la sobremesa el Campeonato de España puso su colofón con la cita de los máster 30, que fue todo un monólogo del ciclismo madrileño. Ocho giros al circuito para completar 112 kilómetros con una fuga tempranera de enjundia que acabó llegando. Y lo más rocambolesco es que se fraguó en la primera intentona, hacia el kilómetro 2, y forjada por el que a la postre se vestiría de rojigualda, el madrileño Arturo Muñoz (Bobruc Oil).

A él se unieron otros tres madrileños, José Manuel Jiménez ´Gonji´, Justo Ruiz (AC Hotels), y Alberto Oter (Orquín). Junto a ellos se metieron en el corte Ramón Javier García (Eibartrans), Alejandro Santateresa (Automóviles Gomis), Jon Bingen de la Peña (Maestre Bikes), José Pardo (ULB Sports), José María Hernández (Selección Asturiana) y David Busto (Zona Bike), pero éste último quedó fuera por una avería. Los nueve restantes hicieron camino, llegando a disfrutar de una renta máxima de 2:30.

Sin embargo, llegó un momento en que dejaron de colaborar de forma unánime, con lo que la ventaja disminuyó de forma alarmante, entrando con apenas medio minuto a falta de 5 kilómetros de meta. Por detrás, arrancó el campeón saliente José Antonio Larrea (AC Hotels), que lograba alcanzar a los fugados, pero ya no pudo remontarles. Justo y ´Gonji´ lanzó el sprint desde lejos, siendo un embalaje más de fuerza que de especialistas, pero Oter los rebasó por la derecha y Arturo por la izquierda.

La foto finish decidió el nuevo campeón, con el de Bobruc Oil superando por un tubular al de Orquín, y Jesús Ruiz cerrando un pódium netamente madrileño. Muñoz, que no es precisamente un ciclista rápido, se encontró así de bruces con un oro en el que ganó el más fuerte, que ese día fue él:

“No me esperaba ganar, pero sí que me encontraba bien de sensaciones y decidí que había atacar y  romper la carrera o reventar, ya que no soy un nada rápido en un sprint de cincuenta corredores. Tuve la suerte de ser el primero en atacar  apenas un kilómetro y medio de darse la salida. Nos fuimos nueve y tuvimos una máxima de 2:30. Pero luego empezamos a racanear y la ventaja se redujo a apenas 20” a cinco kilómetros de meta. A pesar de no ser rápido, tras hablar con Gonji apostamos por llegar al sprint. Y noté que él, que era el más rápido a priori, no tenía el gas previsto y Oter le superó por la derecha. Yo arranqué por la izquierda  y le batí por un tubular. Contento porque no me esperaba ganar, pero lo he ido a hacer en el Campeonato de España”

Por su parte Oter, cuya temporada estaba siendo aciaga por caída y convalecencia, recibía premio a su buen final de año, eso sí, con sabor agridulce por estar muy cerca de ganar:

“El recorrido a priori no me favorecía, porque era bastante llano. Pero el día anterior vimos que un grupo organizado sí podía acabar llegando,  ya que en los Nacionales suelen aflorar las dudas. El corte se produjo en los primeros kilómetros y poco a poco fuimos aumentando la diferencia hasta los dos minutos. En las vueltas finales el pelotón nos redujo la diferencia y en el último kilómetro prácticamente los teníamos encima. Empezaron los ataques y lancé el sprint desde lejos, pero justo sobre la línea me superó Arturo. A pesar de que en la fuga venía gente muy rápida como Gonji o Ruiz, fue más un sprint de fuerza. Según crucé la meta fue una decepción, porque lo vi muy cerca, pero ahora en frío le voy dando el valor que tiene, después del año tan difícil que he tenido. Felicito a Arturo porque siempre es un corredor generoso en las fugas y se merece este Campeonato”.

El cajón lo cerraba Jesús Ruiz, que al menos le daba a su equipo AC Hotels, el más numeroso de la fuga, una recompensa al trabajo realizado en ella:

“A mi equipo le interesaba hacer la carrera dura, evitando el sprint masivo ya que el circuito no era muy duro. La escapada se hizo muy pronto, pero como nos metimos Gonji y yo junto con gente de tanta calidad como Oter, Busto y Arturo decidimos tirar para adelante. Al final la renta se fue reduciendo muy deprisa, lo que generó en la escapada incertidumbre, pero al final llegamos al sprint ´a cámara lenta´, ya que estábamos muy tocados todos muscularmente. Yo no pude hacer más, por lo que estoy enormemente satisfecho con el bronce. Felicitar al campeón Arturo y a Oter por la plata, que además también son madrileños”.

Aparte, señalar en máster 30B el quinto puesto de José Manuel Jiménez (AC Hotels), y en 30A también el quinto de Juan Carlos Fernández ´Puma´ (Orquín).

Como indicábamos al principio, hubo féminas en liza, dos de ellas madrileñas, María Fernández Lores y Silvia González, que tomaron la salida con los máster 60. Debido al alto ritmo no pudieron completar la primera de las cuatro vueltas previstas y quedaron fuera de carrera. Además, al ser sólo 4 las participantes en total no hubo Campeonato en juego. 

Clasificaciones completas aquí

Fotos RFEC

M35

Jose Manuel Aparicio M40A

Bergareche m60

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí +info