Federación Madrileña de Ciclismo
 COMUNIDAD DE MADRID

HORARIO VERANO: L y X de 11:00 a 20:00 y de 17:00 a 20:00 h. --- M, J de 10:00 a 15:00 h. --- V de 09:30 a 14:00h

podio genericoMucho mérito el de todos los participantes que tomaron parte el domingo pasado en los Nacionales de XCM (Maratón) que tuvieron lugar en la localidad cacereña de Logrosán. Recorrido tremendamente duro y climatología matadora con 40 grados la mayor parte de la jornada, que convirtieron los Campeonatos en una auténtica prueba de supervivencia más que deportiva. Fueron 106 kilómetros con más de 3.500 metros de desnivel, plagados de rampas imposibles y de bajadas muy técnicas, que dejaron un reguero de abandonos en forma de golpes de calor y agotamiento extremo.

La Selección Madrileña de XCM, dirigida en esta ocasión por Víctor Ramos, fue protagonista en todo momento. Los 16 seleccionados para la ocasión dieron el 120% con resultados dispares, que se materializaron en un total de cinco medallas, 3 de oro, 1 de plata y otra de bronce. Julián Adrada revalidó su entorchado nacional en máster 45, por delante de Óscar Velar y de José Cabello: “Carrera durísima donde fui siempre guardando, luchando solo contra el calor y mi propio cuerpo, sin preocuparme de nada más –nos decía el San Martín de Valdeiglesias-. En el kilómetro 29 rodaba a 3 minutos del primero, pero en 10 kilómetros ya lo tenía a la vista. De ahí a meta apliqué la misma táctica: Sobrevivir e intentar ayudar a Padilla para ver si conseguíamos la plata para él, pero íbamos todos muertos y se decidió en los últimos 50 metros. Muy contento y satisfecho por el resultado y, sobre todo, por toda la familia del XCM”.

Los otros dos oros cayeron en máster 60 y 65. En el primer caso Juan Antonio González-Berenguer no hizo más que confirmar que este año está casi intratable: “Ha sido brutal, horroroso, creo que la carrera más dura que he hecho –rememora-. Salida multitudinaria, adelantando a muchos corredores ya que nuestro cajón fue el último. Corría el campeón del mundo y fue mi referencia. Me encontré rampas imposibles, mucha bajada técnica y muchísimo desnivel, pero lo peor fue el calor sofocante. Sufrí calambres desde el kilometro 35, seguramente por deshidratación. Aunque opté por salir con camelback y bebí a menudo, no sirvió de nada. En los avituallamientos reposté y me duché en agua, pero duraba muy poco, con muchos abandonos por golpes de calor. Saber que iba primero me ayudó a acabar, aunque con mucho sufrimiento. Es mi segundo oro este año, así que muy contento”, concluye.

Y en máster 65 Francisco Javier Sánchez hizo lo mismo que su homónimo de la Selección, colgándose el metal dorado en Logrosán: “La verdad es que salí muy bien, con buenas sensaciones y adelantando a mucha gente. Pero fue muy duro porque hacía mucho calor y por primera vez en una carrera sufrí calambres en brazos y piernas, sobre todo a partir del kilómetro 40 –detalla el ´Pelu´-. Yo traté de avituallarme siempre en todos los puntos habilitados para ello, pero la sensación de bochorno fue horrible en todo momento. Sin embargo, en los últimos 20 kilómetros me encontré mejor yendo a tope y alcanzando a algún máster 60A. No estoy muy contento porque esperaba haber hecho el recorrido en menos tiempo, pero vino el del mazo y me atizó bien. De todas maneras, me enorgullece haber sido el cuarto mejor de los 19 máster 60 que tomaron la salida, y siendo yo el más mayor de todos”.

A Sánchez le acompañó en el cajón con la presea de plata Ernesto Gallego, cuya carrera fue un suplicio como el de todos y todas: “Un infierno. En mi vida había visto a tanta gente deshidratada y tirada al suelo. Y nunca he sufrido tanto. A pesar de ir siempre segundo ya vi que era imposible alcanzar al ´Pelu´ porque fui a peor en cada kilómetro. Conseguí acabar gracias a que mi familia se situó en lugares estratégicos, y aprovechando al máximo los avituallamientos de la Selección y de la organización. Ya en el kilómetro 45 empecé a tener calambres y las subidas eran terroríficas. Daba igual que bebieras o comieras. Al llegar a meta sólo pensaba en tirarme al suelo y en echarme agua por todo el cuerpo”, resume Gallego.

La medalla restante, una de bronce, se la adjudicó el siempre fiable Alfredo Padilla en máster 40A, y quedándose a un paso de la plata que perdió en el sprint final ante José Antonio Garrido: “El recorrido era durísimo y con calor extremo, llegando a los 40 grados. Salí a tope desde el inicio por pistas polvorientas donde casi no veías nada – explica Alfredo-. Fui remontando posiciones hasta que en el puerto más largo atrapé al 3º máster 40ª. Pero empecé a sufrir calambres y pensé que no llegaría. Menos mal que en la siguiente bajada pude recuperarme, aunque ya me notaba muy fatigado. La última subida fue infernal y di todo lo que me quedaba para mantener la posición –prosigue-. Después, en el muy técnico descenso cogí al que iba 2º máster 40ª y fui hasta meta con él. Ya iba muy tostado y jugué mi única bala en el sprint, quedándome sin fuerza a escasos metros de meta.. Aún así estoy muy contento con el resultado. Aparte, el fin de semana con la Selección ha sido genial, haciendo un buen grupo entre corredores y técnicos, por lo que me llevo una gran recuerdo de estos Campeonatos”.

En el resto de seleccionados encontramos de todo, con gente que rozó el metal y otros que no consiguieron acabar una carrera tremendamente selectiva. En categoría elite masculina Iván Calvo acabó 20º mientras que Daniel Carreño, una de nuestras principales bazas para subir al cajón, abandonó en el segundo avituallamiento tras no tener buenas sensaciones en ningún momento y no rondar los primeros puestos. En sub 23 Álvaro Berrocal se hizo con el 12º lugar y Francisco Javier Écija pinchó hasta en dos ocasiones cuando rodaba en el top 5, retirándose también en el 2º avituallamiento.

En máster 30 destacar el buen 5º puesto de Jonathan Paz, pero Luis Jiménez no pudo completar la segunda mitad del recorrido víctima de un ritmo excesivo al principio que le ocasionó calambres por deshidratación. Nuestra única fémina en liza, la máster 40 Elena González, tampoco pudo acabar. Pasó por el segundo avituallamiento rozando el fuera de control. Siguió luchando, pero ya no pudo llegar al tercero. Una pena para Alberto Báncora en máster 40A, ya que se quedó a un paso de subir al podio (4º), llegando a poco más de tres minutos del dúo Padilla-Garrido. Buena actuación de nuestros máster 50, con José Luis Écija terminando 5º y José Antonio Calvo 10º ambos en categoría A. Finalmente en 60A Bienvenido López obtuvo un meritorio 5º puesto.

El seleccionador de la FMC, Víctor Ramos, analizaba así el papel de la Selección en Logrosán: “Creo que hay que estar satisfechos con los resultados obtenidos, ya que se subió al podio en diferentes categorías, en una carrera tan larga donde hay un factor suerte que no podemos controlar. Además, se unieron las altas temperaturas vividas, lo que hizo que algunos de nuestros corredores tuvieran que abandonar por problemas físicos o mecánicos. Quiero destacar también el compañerismo que se vivió durante todo el fin de semana. Creo que avanzamos en el buen camino y con cada expedición mejoraremos para facilitar al máximo la ayuda que podamos proporcionar a nuestros bikers”.

Oro para ´Puma´; plata para Iván Coca

No podemos olvidarnos de otros bikers madrileños que tomaron parte en los Nacionales de Logrosán con sus respectivos equipos, de los cuales dos de ellos lograron subir felizmente al podio. Juan Carlos Fernández (GD Orquín) se hizo con el título de campeón de España en la categoría de máster 30A tras realizar una carrera inteligente: “Ha sido la carrera más dura de mi vida –reconoce ´Puma´-. Pensaba que iba a ser más llevadera pero con 40 grados en la última hora y media de carrera y con tanto desnivel se hizo un infierno. Yo cogí mi marcha y a mitad de prueba iba segundo. Pero a falta de hora y media me puse primero tras ver que el que iba en cabeza no podía continuar, como muchos otros que tuvieron que poner pie a tierra en un día terrible. Yo me olvidé de los de delante, ya que además salí muy atrás y sabía que era sólo sobrevivir para hacerme con el título”.

El otro que ´holló´ el cajón fue Iván Coca (Berria Bargosa Fruit) en sub 23, tras una jornada trabajada y sufrida: “Ha sido una carrera durísima, con mucho calor –afirma el de Becerril de la Sierra-. A partir de la mitad de carrera empecé a notar que se me iba a hacer larga, por lo que traté de regular al máximo hasta meta. Finalmente pude acabar segundo sub 23”.

Otros resultados de bikers madrileños a tener en cuenta fueron el 5º puesto de Jesús del Nero (Primaflor Mondraker) en elites; el 7º de Santos Martín (Bike Comp. Sta Cruz) en máster 30A; y el 7º de José Manuel Pereira (Cadalso MTB) en máster 40B.

Clasificaciones completas aquí

Fotos FMC, Titan Xtrem y de los corredores entrevistados

pod M40B Julian Adrada

pod m60 Juan A. Gzlez Berenguer

pod M65 Sanchez y Gallego

pod M40A Alfredo Padilla

pod juan carlos fdez m30

pod sub 23 Ivan Coca

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí +info